Esta casa nació de las ganas que siempre tuvimos como familia de disfrutar momentos compartidos.
Donde criar a nuestros hijos con tranquilidad y al aire libre.
Donde tuvieran la libertad de dar rienda suelta a sus travesuras y a la vez tener la posibilidad de no perderlos de vista.
Donde encontrarnos con amigos y familiares para compartir una ronda de mate, asados, comidas y descanso.
Parece increíble que en esta casa podamos convivir más de tres familias y a la vez sentir que uno puede estar solo, con un libro o relajado mirando el verde.
Tiene una particular distribución, que permite tener privacidad y estar reunidos al mismo tiempo.

Esto lo propicia la especial ubicación de la casa, rodeada de árboles, pájaros y verde por doquier. Apartada de todo y cerca a la vez.
Déjese atrapar por la magia que transmite este lugar único y viva la experiencia.

tit-ingresar-gal